Era hija del panadero francés Jean Malesange, españolizado “Malasaña”, y de su esposa Marcela Oñoro. De profesión bordadora, vivía en la calle de san Andrés nº 18.

 

Las circunstancias de su muerte son discutidas. Según una versión de los hechos, a imagen de otras jóvenes, se incorporó a la defensa del Parque de Artillería de Monteleón, situado en la posteriormente bautizada como Plaza del 2 de mayo, liderada por los oficiales Luis Daoíz y Pedro Velarde, facilitando el suministro de pólvora y municiones.1 Una versión de su leyenda afirma que ayudaba a su padre a cargar el arma, pero consta documentalmente que su padre había fallecido bastante antes del levantamiento. Según esta versión, habría sido hecha prisionera y ejecutada bajo la acusación de haberle encontrado un arma en su poder. Se trataba de unas tijeras.

 

Fue enterrada en el Hospital de la Buena Dicha, en la calle de Silva, que había sido fundado en 1594 y que acogía a la gente pobre. En este lugar fueron atendidos muchos de los heridos en este día del 2 de mayo y enterrados muchos de los caídos.

 

Su retrato se encuentra en la Sala de Heroínas del Museo del Ejército.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Manuela_Malasa%C3%B1a

No se permiten comentarios.